Noticias y Eventos

Fomentar la competitividad de la empresa española mediante medidas que permitan estimular la reducción de la huella de carbono. Ese es el objetivo de la Oficina Nacional de Cambio Climático para este 2013. Un año que podría estar marcado por la toma de medidas institucionales para fomentar no sólo el cumplimiento de estándares internacionales de emisiones de gases de efecto invernadero sino, también, permitir que las empresas que secunden esta iniciativa medioambiental cuenten con resultados positivos para su actividad.

Porque esa es la conclusión que pudo escucharse en la reciente Feria Internacional de Energía y Medioambiente Genera. Que, más allá incluso de la reducción de la huella de carbono empresarial, la mejora de los sistemas corporativos de emisión de gases trae consigo competitividad. De ahí que la Oficina, dependiente del Ministerio de Agricultura, no solo haya iniciado para este año un sistema de medidas de emisión de gases sino que, además, con ellos se busca fundamentalmente mejorar la productividad del tejido empresarial español. Porque no es sólo cuestión de cuotas de CO2 sino, también, de muchos otros aspectos: mejorar la eficiencia energética de las empresas españolas para reducir sus costes puede ser un buen primer paso para lograr reactivar la economía de nuestro país mediante un gesto de respeto con el Medioambiente.

De ahí que la Oficina ya haya anunciado el establecimiento de un registro no obligatorio dividido en tres niveles. Por un lado, el primero está dirigido a empresas españolas que quieran conocer su impacto de CO2 en la atmósfera y registrarse oficialmente. Algo que les permitiría contar con un sello de calidad del Ministerio y establecer, conjuntamente, medidas para reducir su emisión de gases. El segundo de los registros está destinado a empresas o instituciones con proyectos forestales o de servicultura. Y el tercero sería un punto de encuentro para que aquellas empresas que cierran el año con déficit de emisiones puedan compensar su huella de carbono con las que, por su actividad, pueden recortar su impacto mínimamente.

Una suma entre eficiencia y respeto medioambiental que bien podría suponer un revulsivo para la adopción de medidas de Green IT que favorezcan no sólo el cumplimiento de estándares sino, también, la productividad empresarial.

Published in News and Events
Friday, 01 March 2013 21:42

CO2me: primeras conclusiones de futuro

 

Conocer la huella de carbono y ponerle solución. Esos serían, en resumen, los objetivos de CO2me: una iniciativa de Factor CO2 y ECODES a la que ya se han adherido empresas, instituciones y Administraciones Públicas en lo que supone una red sin precedentes en favor del Medioambiente orquestada desde el sector agroalimentario español. Y no es por casualidad: es precisamente este sector económico sobre el que se han posado las recientes normativas de control de gases.

Sin embargo, las conclusiones de su último estudio son claras:  el cálculo de la huella de carbono es más que recomendable para el sector y no sólo eso sino que, además, podría suponer una oportunidad de exportación de productos a mercados internacionales. Algo que, según el propio proyecto, comienza en la necesidad de identificar la huella de la industria española para poder realizar un plan estratégico de reducción de emisiones. Porque, al menos en lo que respecta a estándares, la agroalimentación española aprueba: se conocen y se aplican. Un buen primer paso y necesario antes calcular cualquier ajuste a la baja que, lejos de establecer obligatoriamente descensos en los niveles de emisión de gases, ha de tener en cuenta la producción y actividad de cada compañía.

Y si es necesario disminuir el impacto que sus actividades empresariales tienen en la atmósfera, CO2me da la misma importancia al hecho de comunicarlos. Como punto interesante de su informe de conclusiones, los participantes del proyecto lo tienen claro: además de adoptar medidas necesarias que permitan ser más participativos con el Medioambiente, hay que saber comunicárselas a los consumidores. Una necesidad, la de contar las acciones relacionadas con cada política medioambiental, que bien puede suponer un espaldarazo a nuestras acciones comerciales. Y eso sí, siempre contando en positivo los compromisos y acciones realizadas para salvaguardar el Planeta.

Published in News and Events